UNISERSA

Revestimiento intumescente

El revestimiento intumescente, a menudo denominado pintura intumescente, es una de las formas más fáciles y eficientes de proteger contra incendios los elementos de carga de los edificios.

Aislamiento de los elementos estructurales

Este tipo de material retrasa el colapso de la estructura mediante el aislamiento de los elementos estructurales (columnas, vigas, pisos y cubiertas) que soportan el edificio, ayudando así a lograr niveles de resistencia al fuego especificados en términos de tiempo. Por tanto, cumple con la máxima prioridad de la protección pasiva contra incendios: prevenir el derrumbe del edificio, dar tiempo para la evacuación segura de las personas del mismo y hacerlo más seguro para los servicios de emergencia y el equipo de rescate.

Protección pasiva contra incendios

El revestimiento intumescente es una forma cada vez más utilizada de proporcionar protección pasiva contra incendios a las estructuras portantes, especialmente el acero estructural, que se está volviendo cada vez más popular en el diseño arquitectónico moderno de edificios industriales y comerciales. Como medio de protección contra incendios, el revestimiento intumescente presenta varias ventajas:

No modifica las propiedades intrínsecas de los materiales, por ejemplo, las propiedades mecánicas. Se procesa fácilmente y se pueden usar diferentes tipos de pintura intumescente en una variedad de materiales, como acero, maderas, elementos compuestos y hormigón.